sábado, 6 de junio de 2009

Macachín, provincia de La Pampa: amistad, historias, leyendas…y extrañas presencias en el cielo.

El 25 y 26 de abril pasado estuvimos nuevamente en La Pampa.
El sábado por la mañana, nos encontramos con Quique Mario, reconocido investigador, director del CEUFO, gran persona y amigo.
Luego de tomar un café y charlar de las últimas novedades de cada uno, nos dirigimos a Macachín, los pagos de otro investigador y, a partir de aquel viaje, amigo, Fabián Romano.
Conocimos varios lugares emblemáticos de la ciudad, sobre todo la Plaza Independencia, con su Estatua de la Libertad, tercera en el mundo según nos explicaba Fabián.
Luego el Aeroclub, un lugar muy especial para el, dado que es piloto aviador, además de fotógrafo.
Por ultimo, las Salinas Grandes.
Junto a su novia Lily, nos guió entusiasmado y orgulloso por toda esta geografía cargada de historia.
En la Plaza Independencia nos contó con gran despliegue de conocimiento, los diferentes aspectos históricos y anecdóticos de cada monumento o construcción, como el Centro Cultural Vasco, y sobre todo, la Estatua de la Libertad.
Es en esos momentos, y mientras el grupo seguía charlando a pocos metros, en que, tomando como apoyo el techo del auto de Quique, disparé una ráfaga de fotos en dirección de este monumento.
El cielo estaba límpido y luminoso.
El resultado de esas fotos es el siguiente:
(Como siempre, haciendo clic sobre la imagen, esta se puede ver en gran tamaño)



Esta es la primera de una serie de 7 tomas.
El tiempo transcurrido para registrar la totalidad de ellas fue de un segundo.
Hay resultados positivos en las cinco primeras.
Análisis de la toma primera:



Vemos en las siguientes el movimiento rápido y el cambio de aspecto del objeto.





La tercera toma:





Aquí, en el cuarto fotograma vemos como el objeto acelera bruscamente y se acerca, viéndose en ese instante con más detalle.





En la quinta toma ya se aleja del centro de la imagen mientras cambia nuevamente de aspecto, al menos es lo que aparenta.






Las otras dos tomas que restan a la serie ya aparecen sin ninguna presencia en el cielo.
Es decir, el objeto realizó todo el movimiento registrado en algo más de medio segundo.

Mas tarde, nos dirigimos a las Salinas Grandes, un gran espacio que antiguamente era un lago salado,de donde se extrae sal desde tiempos lejanos.
El lugar en si tiene su magia y misterio, pues es una especie de desierto blanquecino, silencioso y solitario.
Volviendo, me detuve a fotografiar una antigua construcción en estado de abandono que pertenecía a la antigua empresa que extraía sal del lugar.
Como siempre disparé una ráfaga.
Publico ahora tres de estas varias tomas hechas con una diferencia de aproximadamente una décima de segundo cada una.
En la primera no aparece nada en el cielo.



En la segunda un objeto entra raudamente en escena.





Aquí el análisis correspondiente.



En la imagen posterior, el objeto ya desapareció por completo.



Para quien quiera comprobarlo por los datos de la imagen digital (EXIF) publico también las dos tomas en las que el objeto no aparece.
Porque lo notable, precisamente, es la velocidad en que este aparece y desaparece de la escena.
Como ya les comenté en el anterior articulo, olvidé por completo cambiar el horario de la cámara. Con lo cual la hora que aparece registrada es la del verano europeo, es decir cinco horas mas que en Argentina.
Esto es para tener en cuenta por las personas que quieran constatar lo que explico mirando los detalles técnicos registrados en cada imagen digital.
Bien.
Como siempre, les doy sucintamente los datos de las tomas:

Cámara: Nikon D300

Para las tomas en la Plaza Independencia:

Hora de inicio de la serie: 15 h , 09’ , 38,2’’
f: 4,0
Focal: 25 mm.
ISO: 200

Para las tomas en las Salinas Grandes.

Hora de la foto donde aparece un objeto:

18h, 05’ , 03,2’’

F: 4
Focal: 25 mm.
ISO: 200

Bueno, esto es todo por hoy.
Les mando un saludo cordial, y me despido hasta las próximas fotos.
Héctor.