sábado, 27 de marzo de 2010

Ovni sobre el Cerro Piltriquitrón.

Hoy presento unas fotos tomadas en la localidad de la provincia de Chubut, en la Patagonia Argentina, llamada El Hoyo.
Se encuentra muy cerca de la ciudad de El Bolsón, en la provincia de Río Negro, y esta ubicada entre la Cordillera de los Andes y el imponente Cerro Piltriquitrón.
A pocos quilómetros hacia el oeste corre la frontera con Chile.
Toda esta región es de una belleza muy intensa, donde las montañas, los bosques, los lagos y los ríos que la atraviesan me dejaron la impresión de estar en un lugar realmente privilegiado de nuestro planeta.
A cada momento, una palabra me rondaba mientras miraba todo aquello, y conocía a algunas de las maravillosas personas que allí habitan. Se que se ha dicho hasta el cansancio refiriéndose a estos lugares, es cierto. Pero no me privaré de repetirla: Magia…
Es cierto. Aquel lugar tiene magia. Y no solo por lo bello del paisaje.
Escuché relatos extraordinarios de muchas cosas que allí suceden, todas las personas con las que hablé tienen historias para contar. No solo por lo que ven en el cielo, si no también en los bosques que pueblan las laderas de las montañas, o en las aguas de los lagos.
En este primer artículo me centraré en las primeras fotos que obtuve.
Pero como es mucho el material con el que volví de ese lugar lleno de leyendas e historias, prometo publicar algunos más. Y en ese momento, también hablaré de las excelentes personas que allí conocí, llenos sus espíritus de tanta belleza y magia como la que los rodea todos los días de su vida.
Estas primeras fotos las hice el día 19 de enero pasado, es decir, del 2010, entre las 15 y 16 horas. Por supuesto, en cada toma indicaré el momento preciso de cada foto, pues esto es muy importante para la evaluación final.
Desde el punto en que me encontraba, el Cerro Piltriquitrón, que en lengua araucana significa Colgado de las Nubes, no se ve absolutamente de frente, pues la vista más frontal de esta gran mole de piedra se puede apreciar desde El Bolsón.
Hacia el apunté mi cámara, y realicé una serie de cinco tomas, tomadas en ráfaga como habitualmente.
Esta es la primera, hecha exactamente a las 15 h, 34’, 45.40’’.
En todos los casos, al hacer clic sobre la imagen, la podemos ver en gran tamaño.

Para apreciar mejor el objeto que aparece volando sobre el cerro, aproximo la imagen:



El análisis es el siguiente:



Utilizando Google Heart pude determinar, bastante aproximadamente, que la zona del Cerro que estaba fotografiando está a unos 10 u 11 quilómetros del lugar en el que me encontraba.
La segunda toma es la siguiente, a las 15h, 34’, 45,49’’.







Vemos su desplazamiento sobre la montaña, y al mismo tiempo su variación aparente en cuanto a su morfología.
La próxima toma fue hecha a las 15h, 34’, 45, 68’’.







Vemos la aparición de un punto rojizo en la base del objeto.
Cuarta toma. Tiempo: 15h, 34’, 45, 84’’







La zona rojiza de la base se extiende, y aparece ahora rodeada de un halo azul verdoso.
La quinta y última toma, hecha a las 15h, 34’, 46’’







Se puede vislumbrar una especie de semiesfera, con una base anaranjado rojizo a la base.
Para tener una idea mas clara del espacio recorrido por este objeto, marqué punto por punto el lugar de cada toma con respecto a la montaña.
El resultado es el siguiente:



Podemos apreciar que el espacio recorrido por el objeto es importante, sobre todo si consideramos que el tiempo transcurrido entre la primera toma y la ultima fue de 6 décimas de segundo, es decir apenas un poco mas de medio segundo.
Para poder tener una idea aunque más no sea aproximada de la distancia recorrida por el objeto en ese corto periodo de tiempo, tracé un segmento entre el punto de la primera toma y el último. Recurrí a la forma más simple y elemental dado que tracé dos rectas (en rojo) verticales coincidiendo con cada punto. Para hacerlo con más precisión debería haberlas trazado buscando la perpendicularidad respecto al plano aparente de desplazamiento del objeto. Pero esta demostración que intento no pretende, evidentemente, tener una precisión exhaustiva, si no solo demostrar de manera general, la velocidad aparentemente enorme con que se desplazaba el objeto, de manera muy aproximativa.
Luego trasladé esta medida a la imagen de la montaña.
Comenzando desde el punto mas elevado, el segmento (en blanco en la imagen), alcanza aproximadamente a la mitad de la altura de la montaña.



Teniendo en cuenta que el Piltriquitrón mide unos 2235 metros de altura, y que el segmento que tracé llega a lo que podríamos considerar, en grueso, como la mitad de la altura, cabria suponer que el objeto se desplazó unos mil metros en ese lapso de algo mas de medio segundo.
Si tomáramos estas medidas como ciertas, la velocidad que desarrollaba el objeto seria de unos 6000 km/hora.
Pero solo pretendo demostrar con este análisis que el objeto en cuestión no es nada que se pueda definir con parámetros “cotidianos”, (pájaro, avión, ala delta etc.).
Así que reduciendo la distancia recorrida, y considerando que solo fueron 800 m., la velocidad seria de 4800 km/hora. Y si aun queremos ser mas flexibles, aceptemos que solo fueron 500 metros los recorridos, cosa que es a toda luz improbable, pues este es un limite realmente muy minimalista que propongo. Aun así, la velocidad podría calcularse en unos 3000 km/hora.
Vuelvo a aclarar, estas mediciones no son precisas, solo buscan demostrar que el objeto fotografiado se desplazaba a velocidades inhabitúales para cualquier tipo de explicación convencional.
Bueno.
Solo me queda dar los datos técnicos.
Todas las tomas fueron hechas en formato RAW. Esto presenta, respecto de las fotografías hechas directamente en JPG las siguientes ventajas:
El formato RAW lleva aplicado compresión de datos sin perdida de información.
Una foto en JPG, al estar en modo RGB tiene 24 bits/píxel (8 por canal).En RAW tenemos de 30 a 48 bits/píxel (10 a 16 por canal).
Los archivos RAW se los conoce también como Negativo digital porque son de “solo lectura”, ya que solo las cámaras fotográficas pueden generarlos. De esta característica se deriva que un archivo RAW es equivalente al negativo de película argéntica, en tanto que poseen la información de la toma sin manipulación posible.
Para su visualización y pase a un formato publicable utilizo Digital Negative Format o DNG de Adobe.

Información de toma:

Cámara Nikon D300

Velocidad de obturación: 1/1600 s.
Diafragma: f/8.0
Sensibilidad: 200 ISO
Focal: 50 mm.
Objetivo: 18.0-105.0 f/3,5-5,6

Muy bien, esto es todo por el momento.
En próximos artículos seguiré con fotografías obtenidas en El Bolsón y El Hoyo.
Los saludo cordialmente, hasta las próximas fotos.
Héctor.

3 comentarios:

marrett dijo...

Valió la pena esperar hasta que publicaras un nuevo trabajo, Héctor.

Como siempre, muy bueno. Y mejor aún con el análisis que hacés sobre su velocidad aparente, aunque sólo sea una aproximación. Como decís, eso nos ayuda a descartar cualquier posibilidad de que sea algo conocido o ya catalogado.

Un abrazo...
Marcelo

Anónimo dijo...

Gracias y espero con impaciencia nuevas fotos.
Como curiosidad, para análisis de trayectorias ¿sabes algo del Ufocatch?: http://www.ufo-science.com/fr/telechargements/pdf/ufocatch.pdf
De sacar tus fotos dentro del alcance del Ufocatch, se podría combinar el detalle de tus imágenes con sus trayectorias.
Un abrazo, Josep

Carlos Calvi dijo...

Genio. Hace tiempo me tenes esperando. Haber si soltas algunas fotos. Un abrazo de Pergamino, B.aires. CC