sábado, 19 de septiembre de 2009

SOBRE ESFERAS QUE CIRCULAN LIBREMENTE, Y QUE APARECEN EN LAS FOTOS.

En mis archivos fotográficos, a la par de una cantidad ingente de objetos variopintos y multiformes, se han ido acumulando estos últimos meses otras muestras de lo extraño y difícilmente identificable.
Viajo mucho, y casi de manera permanente acompañado de mi cámara.
Registro minuciosamente fotos del cielo allí donde me detengo, y muchas veces viajo a ciertos lugares o regiones con la expresa idea de fotografiar no solamente lo que eventualmente esté circulando por el aire, sino también sus bosques, si los hay, y la superficie de sus aguas.
De toda esta actividad tengo archivos que ya cuentan con miles de imágenes.
Así es que, recorriendo alguno de ellos, buscando la serie de fotos mas adecuada para analizar y publicar en el blog, me he topado varias veces con unas extrañas manchas, de forma esférica, que atraviesan el cuadro, que aparecen y desaparecen en forma fulgurante, que dejan de estar en la imagen, y regresan unas décimas de segundo mas tarde por el mismo lugar por donde habían entrado anteriormente, etcétera.
Así que intrigado por el fenómeno, me dediqué a analizarlas.
Se fehacientemente y por anticipado, que no voy a poder determinar ni el origen ni la razón de la presencia de este fenómeno en mis fotos. Todo intento por definirlo y teorizar sobre él me parece una muestra de vanidad, a la par que una falta de objetividad.
Soy conciente de que este fenómeno, como tantísimos otros que se pueden registrar con los medios técnicos actualmente disponibles, son esencialmente inasibles desde el punto de vista racional, al menos para mi.
No admiten definiciones, pero tienen una gran virtud: hacen pensar.
Dicho lo cual, vamos a las imágenes.
Esta serie la tomé en el Aeroclub de Macachín, provincia de La Pampa, en el mes de abril pasado.
Son doce tomas hechas de un tirón, en ráfaga, a razón de unas siete fotos por segundo, es decir algo más de una décima de segundo separa una imagen de la siguiente.
En aquel viaje a Argentina, olvidé por completo cambiar los parámetros horarios en la cámara, por lo cual todas las tomas de aquellos días están con el horario europeo, esto es, cinco horas de más.
Por lo tanto, toda aquella persona que quiera analizar las fotos que presento, verá que el horario registrado tiene 5 horas de diferencia, lo que no se corresponde con la posición del sol en ese momento.
La siguiente es la primera toma de la serie. Esta comienza a las 15 horas, 45 minutos 52 segundos de ese día 25 de abril de este año, el 2009.
Como podrán apreciar, no hay nada especial en el cielo, salvo un pájaro hacia el centro de la imagen.



Pero ya en la segunda toma algo se hace presente en el cuadro.
Como siempre, recomiendo hacer clic sobre la imagen para poder verla en gran tamaño.



Como se puede apreciar a simple vista, da la impresión de ser algo con forma esférica, pero con una apariencia, diría, para graficar la idea,”fantasmal”, sin pretender que esa palabra sea interpretada en su forma literal, claro está.
Analizando en detalle la imagen, podemos ver que, efectivamente, parece tener una forma esferoide, algo deformada por la velocidad de su desplazamiento, y que además, da la impresión de venir “desde arriba” y en forma diagonal. Digo esto por el hecho de que claramente deja una traza hacia atrás en su desplazamiento, y esta apunta hacia arriba, como señalando en sentido inverso la dirección del movimiento.



En la siguiente toma, apenas una décima de segundo mas tarde, la “esfera” registra un movimiento.



Con el análisis de la imagen podemos afirmar ahora con más seguridad de que se trata de una forma esférica, y que además ha variado el sentido de su movimiento, dado que la traza o “estela” muy sutil que deja detrás, cambio de orientación.
Ya no es mas hacia arriba, sino que se inscribe en forma diríamos paralela a la horizontal de la imagen.



En la siguiente toma, la esfera desapareció por completo.



Esta es la sexta toma que sigue a la anterior (no pongo todas para no cansar con la monotonía de siete fotos exactamente iguales, en las que el único movimiento aparente es el del pájaro al fondo que, como podemos ver en la siguiente imagen, ya se fue definitivamente del cuadro.
Esta toma es la última de las siete sin la presencia de la esfera.
Esta toma fue hecha a las 15h, 45 minutos y 53 segundos. Es decir, en las seis tomas anteriores transcurrió algo menos de un segundo.
Vemos entonces la foto sin nada en particular que señalar:



Pero justamente una décima de segundo mas tarde, una esfera, no sabemos si la misma de las imágenes anteriores u otra diferente, entra en escena.
Y con una particularidad remarcable: entra por el mismo lado que la anterior.



Pero además, tiene otra particularidad que la hace muy interesante.
Veamos este acercamiento para distinguir más fácilmente las características que quiero remarcar:



No cabe duda de que su forma es esférica.
Y además, material, es decir es un objeto físico.
Y para ello, y esto es algo que pareciera “hecho a propósito”, comparemos con la esfera que más abajo forma parte de una especie de luminaria o monumento de significado no demasiado claro para mí, pero que viene de perlas para que quede claro lo que esta pasando más arriba.
La luz del Sol produce casi exactamente el mismo tipo de sombra en la esfera de abajo y en la que esta en el aire.
Interesante, no?
Bueno, ahora veamos el análisis mas pormenorizado de la imagen:



Lo que a mi me sugiere este análisis es que la esfera “viene de lo alto”, es decir que en ese momento esta bajando, y deja una traza de ese desplazamiento, claramente visible.
Una décima de segundo mas tarde la esfera se desplazó hacia delante y arriba.



Esta imagen se obtuvo a las 15 h, 45 minutos y 54 segundos, es decir, unos dos segundos después del comienzo de toda la serie de doce imágenes.
Quizás a causa de la velocidad de este desplazamiento, presenta ya no una forma esférica, con un perfil circular, sino que la imagen es elíptica.



Hasta aquí la historia de estas fotos con esfera, en La Pampa.
Tengo muchas mas, en especial unas registradas en Victoria, provincia de Entre Ríos, que ya tengo analizadas, pero que no incluyo en este articulo para evitar que sea muy pesado.
Ya lo publicaré próximamente.
Para cerrar con este tema hoy, incluyo una foto también de La Pampa, esta vez en la zona de las Salinas Grandes, que me envió mi amigo Fabián Romano, piloto de aviación, fotógrafo y apasionado investigador de estos fenómenos tan extraños como inquietantes.
La toma esta hecha con una cámara Minolta DiMAGE 71, el día 4 de septiembre pasado, a las 15 h, 47 minutos y 25 segundos, curiosamente casi en los mismos parámetros horarios de las fotos que presento mas arriba, del mes de abril.



En la imagen podemos apreciar que el objeto central, que aquí toma mas bien la forma de una “mancha”, se desplaza rodeado por una serie de pequeñas esferas que parecen gravitar a su alrededor.

Por ultimo, les dejo los datos técnicos de las tomas.
Para las fotos mías:
Cámara Nikon D300
Apertura f: 3,5
Focal: 18,0 mm.
ISO 200.

La foto de Fabián:
Como ya especifiqué mas arriba, cámara Minolta DiMAGE 71.
Apertura: f 5
Focal: 58 mm
ISO: 50

Hasta aquí este articulo.
Próximamente les traeré unas interesantes fotos obtenidas cerca de un emplazamiento megalítico celta.
Mientras tanto, les envío un cordial saludo a todos.
Hasta las próximas fotos.
Héctor.

2 comentarios:

marcelo boetto dijo...

Extraordinario todo lo que nos rodea y que en cierta forma, convive con nosotros sin que tengamos la menor idea de que están allí.
Como bien mostraste, es evidentemente un cuerpo, una esfera.
Lejos de todo intento de asegurar nada y a modo de simple especulación, puedo decir que no alcanzo a distinguir o catalogar si es algo metálico o, digamos, gaseoso (por decir algo humanamente conocido o comprensible)
Así, como podemos observar en la imagen, puede muy bien disimularse mucho más en medio de una nube. Por su color y por esa apariencia que para mí tiene.
Claro, por otra parte, de ser gaseoso o de alguna especie de materia biológica, difícilmente podría alcanzar una velocidad tal capaz de dejar una estela al desplazarse.
Como muy bien decís, su gran virtud es que nos hace pensar.

Un abrazo...

Anónimo dijo...

Estimado Héctor: Como siempre tus análisis y comentarios son excelentes. Personalmente te agradezco que hayas incluído una de mís fotografías en tú informe. Es muy válido y dá crédito. A diferencia de muchos colegas, tú visión es objetiva y clara. Atte. Fabián ROMANO - MACACHÍN - LA PAMPA - ARGENTINA.